martes, 12 de abril de 2011

DE NUEVO, EL HAIKU.

Parafraseando a la escritora británica Doris Lessing y al título de su libro De nuevo, el amor, surgen esas conexiones intertextuales que tanto me gustan y que ahora utilizo para el título de esta entrada.
Esta vez, y después de varias entradas con artículos de opinión, le ha tocado el turno a la poesía.
Vuelvo a atreverme con el haiku, aunque reconozco que me cuesta bastante asociar las ideas. Esa facilidad y fluidez que me ofrece la narrativa, en el caso de la poesía me resulta complicada. Quizá sea por tener que expresar sentimientos y emociones, algo bastante difícil para mí. Aunque nunca es tarde para empezar. Allá va lo que ha surgido:

El agua cristalina
mece mi frágil cuerpo
en busca del silencio.



Tulipanes rosados
esparcen su esencia
a la puesta del sol.

9 comentarios:

Antonio dijo...

Preciosos, y las fotos, también. Un saludo.

CMG dijo...

Gracias, Antonio, por pasarte por el blog y dejar tus comentarios.
Un saludo a ti también.

mjchorda dijo...

Me gustan mucho Conxa. El primero da mucha paz que no viene mal, después de lo visto esta tarde. El segundo invita a disfrutar de la vida.

CMG dijo...

Gracias Mª José. Ya sabes que lo mío es la narrativa, pero no está mal de vez en cuando hacer alguna incursión en la poesía. Los tuyos publicados en Galería interior también me gustan mucho.
Lo de ayer tarde un poco deprimente. La gente está demasiado acomodada. Ahora veremos cuando llegue la época de los recortes. Mejor no pensarlo y no amargarnos.

YARRET dijo...

Me gustan aunque más el primero que el segundo. El último me parece demasiado descriptivo, como de libro de ciencias naturales y no te ayuda a expresar tus sentimientos y emociones, cosa que me parece muy difícil por otra parte.
Por otro lado los haiku tienen una estructura de 5 7 5 y estos son 7 7 7. Si la última sílaba es aguda se suma una más y si es esdrújula se resta.

CMG dijo...

Gracias por el apunte. Me tomo nota.
He mirado varios Haikus y he visto que todos tienen la misma cantidad de sílabas en todos los versos. No sé si será por adaptación al castellano, donde la estructura habitual es el octosílabo o porque resulta más cómodo.
No pretendía que fuera de manual, y lo de expresar sentimientos, me cuesta bastante, sobre todo en poesía. Me siento más cómoda con la narrativa y se nota.
Pero como le decía a Mª José, se trata de hacer un pequeño ejercicio de vez en cuando para aproximarme a la lírica.
Pásate por el blog cuando quieras.
Pero

haijin dijo...

No todos los haikus tienen la misma métrica, aunque predomine 5-7-5, pero hay libre rima. Yo creo que no pasa nada.

Particularmente me gustan tus haikus. Respecto a la filosofía de los mismos...teniendo en cuenta que no somos de sociedad japonesa de hace dos y tres siglos se podría hablar mucho. Yo defiendo la occidentalización de los haikus. ¿Por qué no?

Puedes pasarte si quieres por mi blog.

CMG dijo...

Muchísimas gracias por tu comentario y por la aclaración.
Gracias por la invitación. Me paso por tu blog y me pongo al día con los haikus.
Pásate tú también cuando quieras por éste.Estás en tu casa.
Un saludo.

JODIDOS (la minina y el sietemesino) dijo...

Me gustan.
Ten en cuenta que no es tarea fácil ceñirse a la métrica Haiku; en occidente estamos acostumbrados a utilizar, generalmente, formas poéticas más extensas.
Te recomiendo, si no lo has leído, este libro: http://www.fisterra.com/human/1libros/cbd/poemasJaponeses.asp
Es muy interesante e ilustra bastante en el género Haiku o el Tanka.
Estoy con Antonio; unas fotos ptreciosas. Y muy apropiadas para este tipo de poesía obligada a hacer, en la mayoría de los casos, referencia a la naturaleza.
Un besazo, Concha.