domingo, 24 de julio de 2011

LA VENUS MECÁNICA

Después del maremágnum político que estamos viviendo estos días y de la incertidumbre ante los próximos sucesos, he dejado aparcadas las lecturas que llevaba entre manos (Roberto Bolaño, Paul Auster y Nick Hornby) para retomar un libro que leí el último curso de la facultad.
Dentro de mi especialidad, la novela, hicimos un recorrido por la novela del XIX y las primeras décadas del XX hasta la Guerra Civil.
Recuerdo que hacíamos un análisis estructuralista de todas las obras más importantes de ese periodo, todas ellas más o menos conocidas (La Regenta, Su único hijo, Doña Perfecta, La sonata de Otoño, etc). Pero hubo una novela que me gustó particularmente: La venus mecánica de José Díaz Fernández. Se trata de una novela vanguardista y  a la vez de denuncia social de la dictadura de Primo de Rivera.
La novela no tiene desperdicio, pero hay un fragmento que anticipa en casi un siglo, nuestra realidad más inmediata:

   XXXIX
     El hombre integral.


Víctor recibió un día en la agencia la visita de Aurora Nitti, escultora haitiana de vanguardia. LLevaba una carta de presentación de un periodista argentino residente en París. Aurora Nitti se disponía a hacer en Madrid la exposición de sus obras, y deseaba que Víctor cablegrafiase el éxito a las cinco partes del mundo.
-Yo no soy crítico-le dijo Víctor. No podré decir nada de sus esculturas.
-¡Oh! No importa. Yo se las explicaré. Mi estética es absolutamente nueva.
-¡Oh! Enhorabuena.
-Totalmente nueva. Quiero esculpir el hombre integral.
-Sí. Soy comunista. El comunismo pretende acabar con las diferencias de clase. Yo voy más allá. El arte tiene que ir más allá. [...]
-Por lo que se ve, usted no aspira al hombre comunista, sino al hombre común.
-Mi hombre es el hombre perfecto, la síntesis de una idea.
-¿El de Diógenes o el de Niezsche?
La mulata se irguió, herida en su amor propio, y se golpeó el pecho con la mano.
-No, no. ¡El mío! El hombre que yo anuncio produce y crea; nada menos. Es un mecanismo perfecto, al servicio del Estado. No pierde el tiempo en romanticismos ni en literatura. Para él no existen ni el amor, ni el honor, ni la familia.
-¿Cómo creará, entonces?
-¡Ah! Pues nada...Sin perder el tiempo. Un instante..., y a otra cosa.
-Un sueño de artista.
La escultora se indignó.
-Está usted equivocado. La única frase un poco aguda de Wilde es aquella en que la Naturaleza imita al arte.[...]
Cuando llegaron al salón era temprano, y la artista disertaba acerca de su estética ante unos jovenzuelos con gafas que se apedreaban entre sí con nombres del expresionismo plástico aprendidos en "L'Art Vivant" y en la "Nouvelle Revue Française". [...]
Víctor notó con asombro que llegaban a la sala muchos caballeros de frac y muchas señoras distinguidas, gentes a todas luces extrañas al ambiente.
-¿Es posible?- dijo Víctor ¡Pero esta comunista congrega aquí a toda la aristocracia carpetovetónica![...]
Es que el rey viene a inaugurar la Exposición. [...]
Víctor no pudo contenerse.
-Pero ¿no dice usted que es comunista?
La escultora se quedó un segundo suspensa. Sin embargo, reaccionó enseguida:
-¿Y qué importa? Me ha aconsejado mi embajador. "su Mahestá" es muy simpático, y esto sonará mucho. ¡Un rey en mi exposición!
-Pues, yo querida artista, soy incompatible con las testas coronadas. Adiós.




Supongo que todos podemos leer entre líneas más de una situación conocida cambiando algún personaje ¿No?
Por mucho que algunos proclamen sus "ideas" a los siete vientos, a veces se trata tan solo de una máscara con engañosas intenciones ¿O no es eso lo que hacen la mayoría de nuestros políticos?

8 comentarios:

mjchorda dijo...

buenísimo el fragmento, Conxa. si yo te contara... No conocía el libro pero me lo apunto. Por cierto, no abandonas a tu Auster ni en verano. La verdad es que el veranito anda cargado de pésimas noticias, no está siendo nada bucólico que digamos. A ver si se concentra toda nuestra buena suerte mañana y el destino nos depara un buen dstino:-) Ya empiezo a estar nerviosilla. Bueníiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisima suerte compañera. Ya nos contamos.

Antonio dijo...

También yo caí en la lectura de la Venus mecánica y me quedé impactado por su modernidad (por cierto, el autor escribió el ensayo del nuevo romanticismo que testimoniaba muy bien los cambios en la poesía del 27). Como dice Mª José, el ambiente se acerca peligrosamente a la distopía y quizá habrá que prepararse para un "mad max educativo". Saludos.

Anónimo dijo...

¡Ay Conxa! Nada más lejos de la realidad. La sociedad se queja continuamente de la actitud de los políticos, pero ell@s no dejan ser el espejo del pensar de gran parte de la sociedad. Estoy harta de ver cómo cambia la gente cuando de mete en política; algunos en un principio se preocupan por el pueblo, pero después el dinero fácil,la erótica del poder,la vanidad satisfecha y tener a la familia "colocada" atraen demasiado. Vivimos en un país en dónde ser "honesto" es igual a ser "tonto"; siento ser tan explícita, pero ya me conocéis, nunca me ando con rodeos....
Acabo con esta canción que refleja el modo de vivir de much@s en la vorágine actual.
Por cierto, mucha suerte para mañana chicas. Os deseo lo mejor. A mí no creo que me llegue nada.
Nos vemos ya.

"Esta historia que te cuento es como un grito
Una voz desesperada que grita pidiendo auxilio
Auxilio por no ver nada que me llene en el camino
Auxilio por ver que hay mucha falta de cariño

Me paro y me pregunto por qué no vives
Rodeado de mas verdad y buscando ese equilibrio
Que te llene de valor y que te quite del suicidio
No tener que depender para sentirte mas querido

Usando menos el coco y un poquito mas la piel
Ya que somos lo que somos y si no lo quieres ver
Eres tonto!
Si no te gustas es que no estás vivo
Eres tonto!
Pero eso es algo que nació contigo

Y mañana al despertar, saltar de la cama
Luchar tu mañana, mirar a la cara
Que no eres nada

Eres tonto!
Salir a la calle sin la tonteria
Sacando de dentro entera tu vida
Entera tu vida

Parece que esta de moda ir de tontito
Aparentar ser la persona que siempre tu habias querido
¿Por qué no te quieres aunque sea solo un poquito?
¿Por qué no eres tu mismo y no algo parecido?"

Jesús Párraga dijo...

¡Salud, Conxa! No sabía que tenías un blog. Ahora mismo me hago seguidor y te apunto en mi lista de blogs preferidos. Me alegro mucho de poder hacer comentarios a tus entradas (espero que tú hagas lo mismo en mi blog) y espero también que estés bien de salud, etc., etc.
¡Feliz verano, Conxa!
:)

CMG dijo...

Mª José, es que yo en 5º hice la especialidad de novela con Oleza y era lectura obligatoria. Te lo recomiendo. Sigo leyendo a Auster, pero ya, con más calma. Ahora estoy con la literatura Hispanoamericana.
Antonio, tienes razón el ambiente está demasiado enrarecido y ya veremos qué nos encontramos este curso. Me apunto el ensayo sobre el 27.
Lidón, creo que lo reflejas muy bien en la letra de la canción.
Jesús, me hace ilusión tenerte por aquí y que hagas comentarios a mis entradas. Si has visto las más antiguas, no me he dedicado mucho a la literatura, más bien a la protesta social. Pásate cuando quieras.

Carlos Galeon dijo...

Muy bueno este retazo de una novela que no conocía. Al principio de la entrada pensé que comentarías algo sobre Pérez Galdós, uno de mis favoritos de esa época, y cuyas críticas sociales también pueden trasladarse a nuestros días, lo que me hace pensar que social y humanamente no hemos avanzado nada.
Un abrazo.

JODIDOS (la minina y el sietemesino) dijo...

Me ha gustado el fragmento del capítilo, Concha.
Ya entonces se veía venir todo el tinglado que hay montao, pero en nombre del "progreso" hemos ido cayendo como moscas.

Un saludo.

David dijo...

Soy de disfrutar mucho de la literatura y por eso me encanta tener la chance de leer distintos libros cada vez que tengo la posibilidad. Como ahora pasa mucho por las tablets tenia ganas de ir a fravega a comprar un ebook que me de la chance de leer muchos libros.