domingo, 1 de mayo de 2011

LITERATURA, EN FEMENINO

La literatura (> del latín littera > letra) es un sustantivo femenino al igual que el término del que etimológicamente procede.



¿Quién ha dicho que la literatura no es femenina?


Las mujeres han sido protagonistas y a la vez lectoras de innumerables obras, pero su participación como autoras, no ha sido demasiado representativa hasta el siglo pasado.


Esto me lleva a preguntarme ¿por qué la mujer no ha sido considerada capaz de escribir una poesía o una novela? ¿la creación literaria ha estado reservada tradicionalmente a los hombres?¿no tiene suficiente sensibilidad una mujer para poder captar la esencia de un poema o narrar una historia?


He estado rastreando la participación activa de la mujer en la literatura y me he encontrado con lo que ya sabemos: escasa representación de literatura medieval femenina, exceptuando a reinas que actuaron de mecenas como Sancha de León o María de Molina; en el s. XV la figura de Teresa de Cartagena autora de literatura religiosa junto al Arcipreste de Talavera o Alonso Cartagena. Nada digno de dedicar unas líneas en los manuales.


Es a partir del s. XVI cuando se reconocen las primeras obras femeninas: Santa Teresa de Jesús representante de la literatura mística y Sor Juana Inés de la Cruz al otro lado del Atlántico. Ya en el s. XVII María Zayas pone la ficción al servicio de la educación femenina presuponiendo a la mujer como destinataria de un texto.

Pero hasta el s. XIX las autoras literarias no pasan de ser una mera anécdota en el arte de las letras. Con Gertrudis Gómez de Avellaneda, Fernán Caballero, Rosalía de Castro y Emilia Pardo Bazán la literatura española se empieza a escribir en femenino.


El s. XX supone una revolución de escritoras que abarcan todos los géneros. Son legión el número de autoras, sobre todo en las últimas décadas del siglo, dando lugar a lo que se ha venido denominando literatura femenina, feminista o de mujeres, e incluso ahora se incluye en los libros y manuales de literatura un apartado titulado “novela femenina”, debido al gran número de escritoras de narrativa.



Autoras como Carmen Martín Gaite, Rosa Chacel, Rosa Montero, Fanny Rubio, Almudena Grandes, Josefina Aldecoa, Marina Mayoral, Laura Freixas, Espido Freire más un larguísimo étcetera de nombres consagrados y autoras noveles en la península junto a autoras hispanoamericanas como Isabel Allende, Cristina Peri-Rossi, Elena Poniatowska, Carmen Posadas, Zoé Valdés,…conforman la larga lista de cánones femeninos para la lectura.


Lo mismo ha sucedido en el resto de países: autoras como Anaïs Nin, Doris Lessing, Susan Sontag, Simone de Beauvoir, Marguerite Duras, han pasado a formar parte de los grandes nombres de la literatura universal.


En la lista de autoras importantes del siglo pasado y actual, deliberadamente he omitido la figura de Ana Mª Matute. No ha sido un lapsus ni un olvido. La he dejado para acabar hablando de una mujer que ha recibido un premio, merecido y quizás tardío, a su labor como narradora y como símbolo de una generación, la Generación del Medio Siglo.


Enhorabuena a Ana Mª y a las autoras que poco a poco se van haciendo su hueco en la literatura, en femenino.





8 comentarios:

Antonio dijo...

Y vaya pedazo de discurso que lanzó Ana María Matute... Tienes razón; como siempre, la mujer ha sido silenciada. En el siglo de oro, tuvieron que recluirse en conventos para poder escribir y, siglos más tarde, aún tenían que utilizar nombres de varón para ser consideradas dignas de lectura. Menos mal que poco a poco se avanza... ¿o no?

CMG dijo...

El discurso de Ana Mª Matute fue impresionante. Todo un ejemplo de humildad.
Al menos se ha ido considerando poco a poco a la mujer capaz de producir literatura de calidad fuera de la literatura religiosa del Siglo de Oro y del folletín del XIX.
Creo que las autoras actuales han conseguido ocupar un lugar importante dentro de las letras.

mjchorda dijo...

Me alegro de que finalmente te convenciéramos en el coche para que publicaras esta suculenta entrada. Personalmente prefiero "Literatura de Mujeres", por las inferencias que posee el término "femenino". todo lo que cuentas, me trae a la mente unos talleres que impartí en una EPA a señoras que al acabar el graduado escolar decidían seguir aprendiendo literatura de mujeres, una auténtica gozada. El discurso de la Matute fue soberbio, al ir leyendo me iba emocionando hasta que acabé ocultando las lagrimillas tras el periódico. Cualquier obra aderezada con unas gotas de humildad, crece. Ese discurso fue hecho desde el amor a la literatura, no a uno mismo (que suele ser lo más frecuente).

CMG dijo...

Yo también promoví una vez un concurso de relatos cortos no sexistas en la EPA de mi pueblo y fue genial.
Lo de femenino era en el sentido del género del sustantivo "literatura", pero tienes razón que se puede interpretar de otras formas.
Yo estaba intentando combinar la función poética con la estética ( ésta no es de Jakobson,me la acabo de inventar) y con la metalingüística. Una rayada mía.
Sí que me convencistéis ayer y te hice caso de enlazarlo con el final, pues precisamente eso era lo que me fallaba.
Tengo ganas de ver la presentación de ese libro del que eres co-autora.
Por cierto, a repetir la soirée de ayer el sábado próximo.

Carlos Galeon dijo...

Que la mujer no haya podido expresarse - ni en la literatura, ni en ninguna otra actividad social - van ligadas al dominio que sobre el pensamiento social tenían las ideas religiosas. Es a a partir de la Revolución Francesa, y la posterior emancipación de la mujer, cuando ésta puede comenzar a ejercer una función que vaya más lejos de la meramente reproductiva, cuidar de los quehaceres domésticos y de los niños, y ser "el descanso del guerrero". Cierto que aún queda mucho camino por recorrer, pero siempre he sido de la opinión que es la mujer quien debe de abrir ese camino, sin inmiscuirse el hombre, porque (aunque fuera con buena intención) seguro lo desviaba.
Me gusta este blog. Ye agradezco la visita al mío, y viendo que tenemos seguidores y lectores comunes, me apunto.
Saludos, y un abrazo.

CMG dijo...

Gracias por pasarte y por tu aportación.
Yo también estoy de acuerdo en que debe de ser la mujer solita la que luche por sus derechos.
Pásate cuando quieras.
Saludos.

JODIDOS (la minina y el sietemesino) dijo...

Hola, CMG. Muchas gracias por tu visita a mi blog; es un honor poder contar con tu opinión.
Espero no te importe que me haya seguidor tuyo.
Un besito y me quedo leyendo un rato por aquí con tu permiso.
Saludos.

CMG dijo...

Encantada de que te hayas hecho seguidor. Creo que lo bueno que tienen los blogs es que podemos aportarnos distintos y, a veces, semejantes puntos de vista.
Yo también sigo tu blog.
Un saludo y pásate cuando quieras.